martes, 22 de septiembre de 2015

A VECES HAY TANTA BELLEZA EN EL MUNDO…


Alguna vez ya he hablado de la mirada poética. Es una mirada que aúna magia y fantasía con intuición y certeza, aunque parezcan binomios incompatibles. Esa mirada me ayuda reconciliarme con la vida como un proyecto no sólo ético, sino también estético, y requiere no olvidar que la realidad no se agota en las rutinas, convencionalismos, discursos y explicaciones, formalismos, apariencias, idas y venidas repetidas, lugares comunes…  


Acuérdate de cuando te deleitabas intentando rozar suavemente la tersura de una burbuja, siguiendo el movimiento azaroso de las motas de polvo que deambulaban a contraluz, observando las manos morenas, curtidas y venosas de aquel anciano sobre la mesa blanca o inspirando aquel intenso olor y color que te embargaban y te devolvían a un lugar desconocido y familiar al mismo tiempo.


Mantener esa mirada es, hoy en día, un ejercicio de audacia y resistencia, pero también una opción vital por vivir en ese nivel de realidad que está ahí mismo pero que solo se capta con una cierta capacidad de contemplación, con un estilo y ritmo de vida pausado que incluya una predisposición permanente a dejarte seducir por cualquier cosa que te circunde: la disposición curiosa de esos  dos libros, la presencia extraña de ese hueco, el nudo expresivo de ese árbol, la caída y derrota de esa señal, la hermosas soledad de esa flor, la visión de un perfil que te estremece durante un segundo...

Me gustaría mostraros tres ejemplos de lo que quiero decir.


El primero son las fotos de Mertxe que acompañan a estas letras y que hablan por sí mismas.

El segundo ejemplo es este texto de Ramón Gaya: «La poesía no es una de las artes. 


La poesía está en todas las artes.
La poesía es algo que está en el hombre, un sentimiento que está en todos. Puede haber un hombre que trabaje la tierra y tenga un sentimiento poético trabajándola. Ahora eso se va perdiendo por la imbecilidad de la civilización actual. Se le está arrancando al hombre no el amor a la tierra sino el amor de la tierra, e incluso el sentimiento de la tierra. Había en ello un sentimiento poético. Cuando está atardeciendo y el campesino sale después de haber sudado, después de haber sufrido, cuando sale, digo, a la puerta de su casa y ve cómo está la parra, cómo atardece —se ven las nubes y da un poco de airecillo—, bueno, pues eso es un sentimiento poético. Y él sale a la puerta de su casa para recibirlo, para sentirlo…»


Por último, os invito que veáis este hipnotizador y absorbente fragmento de la película American Beauty (Sam Mendes, 1999), cuyo guión reproduzco: "Era uno de esos días en que está a punto de nevar y el aire está cargado de electricidad. Casi puedes oírla, ¿verdad? Y esa bolsa estaba bailando... conmigo... como un niño pidiéndome jugar, durante quince minutos. Es el día en que descubrí que existe vida bajo las cosas, y una fuerza increíblemente benévola que me hacía comprender que no hay razón para tener miedo… jamás. El vídeo es una triste excusa, lo sé, pero me ayuda a recordarlo; necesito recordarlo. A veces hay tanta belleza en el mundo que siento que no lo aguanto, y que mi corazón simplemente se va a rendir"

En español:


En inglés con subtítulos en español:






miércoles, 15 de julio de 2015

¡ME ABURRO! UNA LISTA DE IDEAS PARA COMBATIR EL ABURRIMIENTO


Javier Merino
El aburrimiento es una de las emociones básicas y se origina cuando no encontramos nada valioso en la situación en la que estamos, cuando consideramos imposible disfrutar del presente o generar oportunidades en un futuro. Como las emociones también nos hablan, el mensaje del aburrimiento es que busquemos alternativas más interesantes, que investiguemos a nuestro alrededor o cambiemos de entorno o situación. Si le hacemos caso, actuaremos y recuperaremos el interés. 

Así conseguía yo que mi hijo mayor convirtiera, por ejemplo, la enciclopedia Espasa-Calpe de 30 tomos en una torre desde la que lanzar a los Gormiti, el sofá en una cueva de piratas con ayuda de unas mantas, o fabricara una cachiporra con periódicos y cinta aislante. Por eso, salir del aburrimiento requiere cierta disposición a permitir el desorden, el cambio o la improvisación. La razón de que se recomiende dejar que los niños se aburran, que experimenten esa desazón, es que sean ellos mismos los artífices de una nueva idea que les devuelva la ilusión. Ante la temida frase de "me aburro", la mejor ayuda de los padres es, sencillamente: piensa, busca, investiga, indaga, imagina, prueba, experimenta... 

Javier Merino
No obstante, os voy a dejar una lista que surgió a partir de una columna de Guille Viglione publicada en El Diario Vasco, donde proponía ideas para que un adolescente no se pasara todo el verano "de la play a la playa". Recogí las propuestas y fui añadiendo otras. El resultado es este documento con multitud de sugerencias para estos días de julio y agosto, aunque también valgan para cualquier época del año, incluidas las vacaciones de Navidad o Semana Santa y esos fines de semana de invierno caseros.


Las he clasificado según las Inteligencias Múltiples, aunque muchas de ellas compartan más de una:
  • Escribir y leer: Inteligencia Lingüística.
  • Manos a la obra: Inteligencia Espacial.
  • Tú y tu cuerpo: Inteligencia Cinestésica.
  • ¡Música, maestro!: Inteligencia Musical.
  • Tú y los demás: Inteligencia Intrapersonal e Interpersonal.
  • Dándole al coco: Inteligencia Lógico-matemática.
  • Natural: Inteligencia Naturalista.

Si tenéis más sugerencias, os agradecería que las compartierais y las publicarais como un comentario o me las remitáis para que las vaya añadiendo a la lista.


Javier Merino
Las imágenes que veis son cuadros de Javier Merino, que no se aburre y, por los menos, artista bifacético, ya que, hace años tuve la oportunidad de escuchar sus canciones y, ahora, de gozar de sus pinturas. Os dejo unas muestras de este pintor que tan bien sabe convertir la cotidianeidad en vida y color y a quien agradezco que me permita publicarlas.

Javier Merino
Aquí tenéis la lista de ideas ME ABURRO.

lunes, 6 de julio de 2015

DOS PEQUEÑOS GRANDES RECONOCIMIENTOS DE GAINZURI

Gainzuri es el colegio público de Zubi y, antes de terminar este curso, no quiero dejar sin agradecer los dos pequeños reconocimientos que hemos recibido desde allí.

El primero se lo debemos a su actual director, Iñaki Etxaniz. Iñaki fue mi alumno de Filosofía cuando yo hacía mis pinitos de profesor en La Salle y guarda entre sus recuerdos el hecho de que yo le animara a estudiar Magisterio, cosa que, según él, fue determinante para que lo hiciera. Es un ejemplo de algo en lo que he reflexionado mucho: el poder (y responsabilidad) que tenemos los docentes y orientadores a la hora de incidir en el futuro académico y profesional de muchos alumnos que no tienen nada claro por dónde dirigir sus pasos.

El caso es que fue un acierto y ahora vive su profesión de "maisu" (maestro) y su cargo de director con un entusiasmo y una pasión envidiables. El entusiasmo le lleva a ver el futuro de la educación con optimismo y confianza (pues ¿qué otra opción digna hay para quien se dedica a la educación de niños y jóvenes?) La pasión, por su parte, le hace vivir el día a día con la misma fuerza que proporciona sentir que te estás dedicando a aquello para lo que estás hecho (antes se llamaba "vocación" y se consideraba muy importante a la hora de elegir una profesión). Por si fuera poco, es joven y todavía no se ha "quemado" ni ha desarrollado ninguno de los síntomas propios de la enseñanza tales como la amargura, la desilusión, el hastío o el cinismo que, si no estás muy al loro, se van apoderando cuando llevas unos cuantos años. Sin embargo, Iñaki es el prototipo de persona "creacrítica", que aúna creatividad y sentido crítico (en el fondo, lleva a un filósofo dentro). Quizá por eso tuvo la deferencia de leerse el trabajo ganador del concurso Filosofía de Urgencia que ganaron los alumnos de Bachillerato de UGLE y presentarlo en el claustro de Gainzuri como un ejemplo de innovación educativa, ya que el trabajo estaba hecho a partir de noticias de prensa recogidas por los alumnos, de las preguntas que esas noticias suscitaban en ellos y del debate crítico posterior. Así pues, Iñaki, te doy las gracias.

El segundo reconocimiento ha tenido un origen distinto, aunque venga también de Gainzuri. El hecho es que el 25 de abril se celebra el día del libro y en Gainzuri suelen invitar a los padres a que vayamos al aula de nuestros hijos a contar o leer algún cuento. Yo me presté a ello en el grupo de mi hijo de 7 años, aunque estuviera de baja recuperándome de la rotura de peroné, y me preparé el cuento Zapatagorri. Sin embargo, en la consulta que tuve con el médico cinco días antes, el 20 de abril, éste me dio el alta. La primera idea fue: "Pues ya no puedo ir a contar el cuento". Pero a continuación pensé: "¿Y por qué no voy a contar el cuento con mis alumnos?" Dicho y hecho: en cuanto me incorporé al trabajo, en un par de horas preparé con mis alumnos de Bachillerato el cuento: mientras yo lo narraba, ellos representaban  a los distintos personajes. La experiencia fue muy gratificante para todos. 


Además, después realicé un pequeño taller filosófico con los niños sobre alguno de los temas que planteaba el cuento y me quedé sorprendido por varias razones. En primer lugar, por las ganas de pensar que tienen muchos niños ante preguntas abiertas; ganas de pensar que, paradójicamente, la escuela se encargará de eliminar al hacerle tragar y memorizar tantas y tantas respuestas ya hechas. En segundo lugar, por la profundidad de algunas respuestas. Por ejemplo, ante la pregunta: "¿qué es lo que te da miedo actualmente?", las respuestas más habituales fueron animales de todo tipo, pero también alguien respondíó "los asesinatos". Aunque la respuestá más chocante, fue la de un niño que respondió: "no existir". ¡Con 7 años!

Pues bien, al cabo de unos días recibí a través de mi hijo Paulo una cartulina en formato de cuaderno con unas dedicatorias y una fotografía que las podéis ver aquí. Lo cual, aparte de darnos mucha alegría a mis alumnos y a mí, es un buen ejemplo del buen hacer de esas "andereños" o señoritas que han utilizado la mejor manera de enseñar el reconocimiento a los niños: hacerlo. Eskerrik asko!


















viernes, 12 de junio de 2015

URRETXU Y ZUMARRAGA O LOS CATETOS DE VILLARRIBA Y VILLABAJO

Hace poco, en una de las clases del curso de Excelencia Personal, trabajando el valor de la humildad, hablamos de los modelos mentales, es decir, del conjunto de elementos que hace que cada uno de nosotros interprete y valore la realidad de determinada manera y actúe, por lo general, en consecuencia. Para rastrear esas creencias básicas hicimos un ejercicio en el que yo planteaba varias preguntas. Una de ellas era "¿Deberían unirse Urretxu y Zumarraga?" Alguien respondía a la pregunta y otra persona debía hacerle otra pregunta para indagar qué valor o creencia subyacía a su respuesta, y así sucesivamente. El debate se alejó del objetivo (rastrear el modelo mental) pero fue muy interesante. La postura mayoritaria era la de que ambos pueblos fueran acercándose, aunque con matices. Yo me mantuve al margen y me limité a hacer algunas preguntas. 

Hoy tenía intención de escribir sobre otro tema local, pero cuando he tenido que teclear las letras para escribir los nombres de los dos pueblos, he dicho: "¡Se acabó!" Efectivamente, a partir de ahora, para referirme a las localidades de Urretxu y Zumarraga utilizaré el nombre "Zubi" por tres razones:

1. Porque es más breve y funcional.
2. Porque en las dos primeras letras aparecen las iniciales de ambos pueblos (ya lo siento, pero no existe la palabra "uzbi").
3. Porque incluye un juego de palabras entre "bi" (dos, en euskara) y "zubi" (puente, en euskara). De esta manera, expreso con una sola palabra lo que siempre he hecho y he sentido desde que tengo uso de razón: vivir entre las calles y la gente de un solo lugar aunque fueran dos.


Así pues, que le den por saco a la historia, esa que es única pero que cada uno la utiliza luego en función de sus propios intereses para justificar una cosa o la otra (¿Por qué nació Villarreal de Urrechua en 1383? ¿Qué motivos tenían sus fundadores? ¿De quién querían librarse y a quién pidieron ayuda?). Que le den por saco a la "idiosincrasia" de cada pueblo, apoyada en idioteces como que los de Urretxu son más así y los de Zumarraga más asá y hay que seguir conservando esa diferencia. (¿En qué lugar de este indiferenciado valle vivían los fundadores de Villareal de Urrechua? ¿En qué ladera de qué monte?). Que le den por saco a la falta de condiciones para afrontar esa cuestión (¿A quién le faltan condiciones? ¿Quién va a ganar y perder con la unión y con la desunión? ¿A quién le interesa y a quién no?). 

Decía el filósofo Descartes que el sentido común era la cosa más repartida en el mundo y no se equivocaba. Si no, observad cómo la unión de ambos pueblos es ya un hecho a nivel social, cómo la mayoría de la gente se empareja y mezcla sin mirarse el lugar de nacimiento en el carné de identidad, mirad cómo reside indistintamente a un lado u otro del río, cómo pone sus negocio o empresa aquí o allá, cómo funciona ya como si viviera en un solo lugar. En contraposición, debe presenciar absurdos, como que en algunos ambientes sea un tema casi tabú o "espinoso", que no se haya generado un debate o un estudio sobre distintas formas de unión o las ventajas e inconvenientes de un proceso de este tipo, que concejales y/o alcaldes nacidos o residentes en un pueblo ocupen sus cargos en el otro, que no haya, por lo menos, comisiones mixtas permanentes de urbanismo, servicios, transportes, economía e industria... (otro día quizá hable de la descomarca de Urola Garaia).

Por supuesto que todavía queda gente en ambos pueblos con una mentalidad retrógrada y tribal tan propia en esta tierra de larga tradición banderiza, empeñada en que prevalezca más lo que nos separa (el pasado), que lo que nos une (¡el futuro, insensatos!). Y tengo que confesar que, según mi experiencia, los he encontrado más en Urretxu que en Zumarraga. Todavía recuerdo que en una entrevista que le hacían a alguien, a la pregunta de qué valoraba más en una persona, respondía... ¡que fuera de Urretxu! O sea, no que fuera honrada, responsable, empática, solidaria, imaginativa, creativa, alegre y con buen humor, culta, respetuosa, ejemplar, ética, cooperadora, comprensiva (en fin, la lista de cualidades positivas que puede tener alguien es interminable), sino que fuera de Urretxu. Valorar a alguien porque haya nacido a un lado del Urola en lugar de al otro es tan injusto y descabellado como valorar a alguien porque sea de determinada raza o sexo, ya que son cualidades que nadie puede elegir. En otra ocasión, siendo presidente de la sociedad euskaltzale Zintzo-Mintzo, asistí a una reunión para valorar las fiestas de Urretxu y aluciné en colores cuando alguien defendía en un castellano perfecto que la "euskal jaia" (fiesta vasca) debía ser potenciada (no por la cultura, la tradición o el euskara), sino (vuelve a agarrarte) "porque era algo que nos diferenciaba de Zumarraga". Aunque menos, también he encontrado gente de esta en Zumarraga, con una postura más arrogante y prepotente hacia sus vecinos "con complejo de inferioridad".

Pero esta situación va a ser cada vez más insostenible porque el sentido común, igual que lo ha ido haciendo hasta ahora, se va a ir imponiendo frente a miedos, inercias y memeces varias que todavía tendremos que escuchar para justificar lo que, en pleno 2015, en una sociedad con una mentalidad mínimamente racional, abierta y preocupada por el futuro, sobre todo económico, es injustificable.

Hace muchos años, cuando alguien de fuera venía de visita a Zubi y le explicaba con cierta autosatisfacción ("¡fíjate qué cosa más curiosa ocurre aquí con estos dos pueblos!") que lo que es un mismo núcleo urbano, es en realidad dos pueblos distintos con ayuntamientos distintos, solía recibir por respuesta una sonrisa forzada y una mirada incrédula. Ahora comprendo que esa sonrisa forzada y mirada incrédula expresaban algo así como "pues qué estupidez", aunque no se atreviera a decírmelo con estas palabras. Lo mejor de todo es que esa impresión de "situación incomprensiblemente estúpida", la percibo no ya en la gente de fuera, que también, sino en mis hijos y en la mayoría de los jóvenes con los que hablo y que han nacido en Zubi.

Vamos, que para ellos somos ya como los catetos de Villarriba y Villabajo de aquel anuncio de Fairy, aunque desgraciadamente, Luis García Berlanga no se fijó en nosotros para hacer una serie.






lunes, 18 de mayo de 2015

VÍDEO DE LA CHARLA-COLOQUIO DE FERNANDO SAVATER EN UGLE

El jueves 30 de abril vino, por fin, Fernando Savater a Urola Garaiko Lanbide Eskola, acompañado de Francisco Martínez Soria, director de la editorial Ariel. Digo "por fin" porque lo habíamos ido posponiendo a lo largo de los últimos nueve meses debido a problemas personales del filósofo donostiarra. Yo hubiera preferido postergar el acto hasta el curso siguiente en lugar de "traerlo" en las circunstancia en que vino, pero los alumnos ganadores del concurso Filosofía de Urgencia terminaban dentro de unos días las clases y muchos de ellos abandonarán la escuela. Y tenían que irse con el premio prometido: un coloquio con el autor del best seller filósofico Ética para Amador. ¿Qué me gustaría destacar de él?

Como veis, la filosofía es para todas las edades (Fotografía: Mertxe Peña)

Pues que, en cuanto bajó del coche, su sonrisa y cercanía hicieron que mis nervios desaparecieran y supo inyectarme la misma alegría (según su definición -que no he olvidado-, la alegría es la afirmación incondicional de la vida en el presente, y es lo máximo a que podemos aspirar los humanos) que me insufló cuando yo solo tenía 20 añitos y me dio la primera clase de Ética en la Facultad de Filosofía de Zorroaga. 

Alumno y profesor 30 años después y la lección aprendida en la pizarra (Fotografía: Mertxe Peña)
También que se esforzó para que brotara su característico pensamiento lúcido a partir de las las preguntas que le íbamos realizando y fue desgranando los sucesivos temas: la importancia de la Filosofía y el pensamiento crítico, las distintas formas de intoleranciael Estado Islámico y el fanatismo religioso, los problemas derivados de la inmigración y el multiculturalismo,  la situación política actual, el aborto, la eutanasia, la adopción de niños por parte de las parejas homosexuales, la legalización o no de las drogas, las descargas de Internet... y también algunas preguntas sobre los filósofos estudiados este año, especialmente sobre los gobernantes-filósofos que Platón propone para su Estado ideal o el superhombre de Nietzsche. Comentando con algunos alumnos qué les pareció el encuentro, me transmitieron que les hubiera gustado que en algunos asuntos se hubiera "mojado" o hubiera profundizado más. En cualquier caso, y aun estando de acuerdo, me quedo con la buena impresión general, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias en que vino. 
Algunos de sus casi 90 libros publicados (Fotografía: Mertxe Peña)
Asimismo, creo que las personas que fueron con algunas reticencias a escucharle (fundamentalmente por cuestiones políticas), tuvieron la oportunidad de conocer algunas de sus facetas: filósofo, periodista, lector, amante de la literatura y el cine de aventuras, intriga y fantasía. Experto en pensadores de la talla de Cioran o Spinoza o en personajes como King Kong, Sauron o Peter Pan. Político (en el sentido literal de la palabra, "ciudadano") que, como buen filósofo, ha practicado la autocrítica y ha ido evolucionando desde posturas libertarias hasta posturas liberal-conservadoras pero, entonces y ahora, vehemente contra los fanáticos. Escritor y orador brillante, ingenioso, incisivo, irónico, ocurrente (en el buen sentido de la palabra), jovial y accesible, que tan pronto te cuenta una anécdota graciosa como un pensamiento profundo. Amante de las paradojas. Culto e ilustrado pero tan capaz de hablar para un público experto en Metafísica como iletrados, y que entabla una conversación y se codea con premios Nobel o con jóvenes escolares que no consiguen aprobar una asignatura.  

Aquí tenéis los vídeos del coloquio en dos partes. Que lo disfrutéis. Las imágenes de este evento se las debo a dos personas: las fotos, a Mertxe, y el vídeo, a Juanma.  ¡GRACIAS A LOS DOS!




martes, 5 de mayo de 2015

TRABAJO GANADOR DEL CONCURSO FILOSOFÍA DE URGENCIA 2013-14

Los alumnos que están ahora en 2º de Bachillerato de UGLE (Urola Garaiko Lanbide Eskola) ganaron el curso pasado la 3ª edición del concurso Filosofía de Urgencia 2013-14 con un trabajo titulado Cuestiones de filosofía para una filosofía cuestionada

Para llevarlo a cabo, fuimos recogiendo noticias de la prensa sobre diversos acontecimientos (reality shows, accidentes, sentencias judiciales, dopping…) y fuimos extrayendo aquellos elementos que nos producían más sorpresa o perplejidad, recreando un diálogo ficticio entre una profesora de filosofía y sus alumnos. 


El jurado, tal y como dictaminó él mismo, escogió como ganador el trabajo de los alumnos de UGLE “por su forma original y su contenido riguroso. Este diálogo de aire socrático responde a la cuestión planteada con precisión y, al mismo tiempo, demuestra que el humor es uno de los grandes aliados del pensamiento crítico”

El premio consistía en tener la oportunidad de dialogar abiertamente con el filósofo Fernando Savater, cosa que ocurrió el 30 de abril y de lo cual escribiré en la próxima entrada.

Aquí tenéis el trabajo en castellano 

Y aquí lo tenéis en euskara, traducido por Iñaki Bastarrika.






miércoles, 1 de abril de 2015

LAS 10 MEJORES COSAS QUE HE APRENDIDO O DESCUBIERTO ESTANDO DE BAJA (y 3)

El día 17 de abril tengo consulta con el médico que me operó y lo más probable es que me dé el alta y me incorpore a la vida cotidiana. De esta forma, cumpliré casi 5 meses de baja que han supuesto un parón y una ocasión para reflexionar, aprender y descubrir algunas cosas:

1. La conquista social que supone poder estar de baja cobrando íntegramente el salario.
2. Los masajes y cuidados de mi mujer Mertxe.
3. Los largos abrazos mañaneros de mi hijo Paulo.
4. Haber descubierto al personaje que interpreto y poder distanciarme y reírme de él.
5. Observar un rayo de sol y encontrar en mí el sentido trascendente de la belleza.
6. Descubrir el interés sincero que mucha gente ha mostrado por mi estado.
7. La ópera, el encanto arrebatador de las divas Anna Netrebko y Elina Garança y el emocionante estribillo de Au fond du temple saint (Les pechers de perles, Bizet)
8. El trío de ases de la música clásica que mejor han expresado las profundidades del espíritu humano: Mozart (Réquiem), Beethoven (9ª Sinfonía y Fantasía Coral op. 80) y Bach (Misa en sí menor).

¿Quieres sabes qué otras dos cosas (o tres) he aprendido o descubierto estando de baja?

miércoles, 11 de marzo de 2015

LAS 10 MEJORES COSAS QUE HE APRENDIDO Y DESCUBIERTO ESTANDO DE BAJA (2)

Fotografía: Carlos Mediavilla Arandigoien
La entrada anterior terminaba con un fragmento de una grabación que hice una mañana siguiendo a un rayo de luz que inundaba la sala. Pues bien, la primera imagen de esa grabación es una fotografía ampliada de Carlos Mediavilla Arandigoien, un prodigioso fotógrafo que hace maravillas con su cámara. La foto está tomada en los acantilados de Jaizkibel y es una pared de roca con caprichosas formas. Si escribís su nombre y dos apellidos en Google podréis entrar en varios sitios y ver una muestra de su arte. Aquí tenéis algunas de sus últimas fotos.

Y ahora sigamos con las 10 mejores cosas que he aprendido o descubierto estando de baja.

jueves, 5 de marzo de 2015

LO QUE UN PROFESOR PUEDE APRENDER DE SUS ALUMNOS

El día 4 de marzo organizamos un encuentro de exalumnos de UGLE que hoy son deportistas que han conseguido un alto nivel en sus respectivos deportes. Contamos con Dani García (jugador del Eibar), Asier de la Iglesia (jugador del equipo de baloncesto Natra Oñati Aloña Mendi, Aritz Lasa (pelotari de Aspe) y Ainhoa Sanz (atleta de Goierri Garaia).  Todos ellos, excepto Asier (que estudió un ciclo de grado medio), estudiaron Bachillerato en UGLE. Ainhoa, además, también cursó un ciclo de grado superior.

Fotografía: Mertxe Peña
En términos generales el encuentro fue grato, distendido, aleccionador y muy enriquecedor. Y los invitados, los cuatro sin excepción, mostraron una actitud abierta, sincera, honesta  y generosa, y consiguieron que el interés de sus declaraciones no decayera en ningún momento en las casi dos horas que duró el acto.

No obstante, me gustaría recoger lo que, a mi juicio, fue “lo mejor” del coloquio:

lunes, 2 de marzo de 2015

LAS 10 MEJORES COSAS QUE HE APRENDIDO O DESCUBIERTO ESTANDO DE BAJA

Como muchos de vosotros sabéis, el 25 de noviembre resbalé en una acera, hice la tijera y sufrí una rotura y desplazamiento del peroné izquierdo, lo cual agravó la rotura. A los dos días fui intervenido y me colocaron una pequeña placa con unos clavos. Al cuarto día fui dado de alta en el hospital y de baja en el trabajo y comenzó mi postración con media pierna izquierda escayolada. El 8 de enero me quitaron la escayola y, en lugar de aparecer una pierna raquítica, apareció un pie que se parecía más al de Frodo o cualquier hobbit, que a su pareja. A un ritmo muy lento, la pierna sigue deshinchándose y, según el médico, necesitaré entre tres y seis meses para que el tobillo me quedé bien y un año para que se me olvide el accidente. Y no podré volver a correr hasta que hayan transcurrido, por lo menos, seis meses.

Sé que de pequeño me rompí un brazo, pero no tengo ningún recuerdo. Y hace pocos años tuve la baja más larga que he tenido en los 25 cursos que llevo dedicándome a la docencia: tres días. Por eso, estos tres meses y una semana han supuesto una experiencia peculiar e inaudita, de la que he intentado sacar el máximo beneficio posible. Así pues, ¿queréis saber qué ha sido lo mejor de estos tres meses y pico?

jueves, 19 de febrero de 2015

EL MENSAJE DEL ANILLO


El otro día mi hijo de 12 años empezó a quejarse de la edad, de los estudios y, en general, de todo lo que hace que la vida se le vuelva incómoda o ingrata. Es el problema de funcionar con el locus de control externo (la causa de cómo me siento yo está en lo que me dicen, me hacen o me pasa) en lugar de funcionar con el locus de control interno (la responsabilidad de cómo me siento es exclusivamente mía). Sentí la tentación de sermonearle sobre estos dos estilos o sobre la aceptación incondicional de uno mismo y de la vida, pero me contuve a tiempo y, en lugar de ello, le dimos este cuento para que viera la situación desde otra perspectiva.




Fotografía: Mertxe Peña
Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte: - Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.

Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total...

Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada. El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:

-No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje –el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey-. Pero no lo leas –le dijo- mantenlo escondido en el anillo. Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación-

Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino...

De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso: Simplemente decía...

viernes, 16 de enero de 2015

POR MI CULPA, POR MI CULPA, POR MI GRANDÍSIMA CULPA...

Mientras que la responsabilidad es constructiva, respetuosa con la persona y basada en la aceptación del error y el aprendizaje a partir de él, la culpabilidad mal entendida es destructiva, genera autodesprecio, derrotismo e impotencia. Esta culpabilidad, enraizada en nuestra cultura a través, sobre todo, de la religión, ha sido utilizada de manera, a mi entender, insana. Recuerdo que, después de hacer la primera comunión, solía ir a misa los domingos. A mí siempre me sentó bien la religión: las entretenidas narraciones de la historia sagrada, el buen y comprensivo Jesús de Nazaret, el ambiente estético-sagrado de las iglesias y el olor a incienso, las canciones, el alivio de poder dar un sentido trascendente a la vida, a la muerte, al dolor… Quizá por ello la misa era para mí como una renovación emocional, la ducha espiritual de los domingos. Y a lo largo de la ceremonia yo notaba que me henchía y mi alegría y autoconfianza iban aumentando.

Sin embargo, había una parte de la misa en la que toda esa grandeza, se venía abajo...

viernes, 9 de enero de 2015

¡FELIZ AÑO NUEVO! - URTE BERRI ON!

ODA

Para ser grande, sé entero: nada 
tuyo exagera o excluye.
Sé todo en cada cosa.
Pon cuanto eres
en lo mínimo que hagas.
Así en cada lago la luna toda
brilla, porque alta vive.


Fernando Pessoa 

Fotografía: Mertxe Peña